Skip to main content
Internet Archive's 25th Anniversary Logo

Full text of "Nuestra Raza n5 dic 1933"

See other formats


















I C A S A. I 


DORSA 


I COL.ONIA y 
CONVECION 

^ _F 


-tí fc 

I PRPyiSIOH "US ARTB " 


Soriano y Yí 


Verduras 

y Frutas 

de primera 

calidad 

REPARTO A DOMICILIO 

^___Ci 



PAKORAMAS MOXTEATDI-AXOS. - PALACIO SALVO 













IÑÜESTRÁ RAZA I 

AVr/s/í? Mensital—Organo de la colectividad de color 

) Redacción: Constituión 1760 

CUERRO DE REDACCION 

EILAR K. BARRIOS, CASIMIRO L. GUTILCRREZ, EIvEMO CARRAL, CEl'IvK I NO GLTlERREZ 
FELICIANO A. BARRIOS, E- BUSTAMAXTE RIBEIRO, VENTURA BARRIOS 

Cronista Social: Srta. SELVA ESCALADA 


Año I 


Toda correspondencia, giros, etc. debe ser dirigida a lá Redacción. Toda colaboración aunque traiga seu 
dónimo debe venir firmada,- No se devuelven los originales sean o no publicados. Toda 
persona de color puede colaborar en esta revista. La dirección no se res¬ 
ponsabiliza de las ideas vertidas pof los colaboradores 


1933 - 1934 

Sé Va 1933. Año pródigo, mundialmente, en incidencias 
harto dolorosas, su recuerdo solo puede dejar en todos los 
espíritus, un sedimento de amargura. De un polo al otro, 
el año que fenece J^roja para la humanidad un trágico ba¬ 
lance: guerras, crisis, miseria, valores morales trastrocados. 

Occidente: la vieja Europa no es más que un volcán en 
el cual bullen, en forma de lava, las más enconadas pasiones. 

Oriente: sobre la milenaria Asia, pende constantemente, 
la espada de Damocles, suspendida por un hilo más débil 
que el que nos describe la bíblica leyenda. 

América: la joven América, que un día despertara arrulla¬ 
da por el suave ensueño de Alonso Quijano, se estremece 
en convulsiones bélicas. Detrás del Chaco Boreal, ruge el 
odio acuciado por los magnates del petróleo. 

Se va 1933 ... año de crisis, de miseria, de dolor!.. 

❖ * :I; 

Llega fantasmagórico e indescifrable, 1934. Año nuevo... 
Para el hombre que lleva prendida en el alma «la flor déla 
ilusión», un nuevo año nada significa. Apenas si representa 
un accidente más en el pasaje por la vida. 

Empero, queremos creer y lo anhelamos, que sus brisas 
traerán para la humanidad el refrigerante que necesita; para i 
todos los pueblos del orbe, paz y fraternidad; y para los í 
que tenemos la pupila fija en los ideales de redención, el í 
verde brote de una nueva esperanza! — F. Barrios. ! 








2 


N V E S T n A li AZ A 


El lapso de tiempo transcurrido, des¬ 
de 1910-15, filé sin duda alguna, un lus¬ 
tro de intensa y fecunda actividad. El 
espíritu colectivo vibró como un solo 
nervio ante el torrente de^ inquietudes 
que atesoraban dos generaciones dota¬ 
das de un cálido entusiasmo, compren¬ 
sión y altruismo. Y así, el ambiente era 
propicio a la cristalización de las inicia¬ 
tivas, la colectividad vivió en su auge 
de realizaciones, repercutiendo en la 
elevación de su nivel y el progreso de 
su cultura. 

CUADRO FILODRAMATICO 
.ALMAS QUE LUCHAN» 

Como justa consecuencia de ese esta¬ 
do efervescente de optimismo, es que 

surgen en el año 1912 
los aficionados al di¬ 
fícil arte de Talia. El 
señor Víctor Ocampo 
Vilaza, hombre culto 
y de arraigado pres¬ 
tigio, gestor de la ini¬ 
ciativa, asume la res¬ 
ponsabilidad de la di¬ 
rección con inteligen¬ 
cia y austera compren¬ 
sión. Las obras que 
llevaron a escena, es 
fruto de una selección 
juiciosa, comedias en 
su mayoría en un ac¬ 
to, fáciles y de her¬ 
mosas concepciones 
artísticas, como ser: 

«Flores Frescas », < Aguas Muertas», «Ca¬ 
ra o Cruz», «Don Cyrano», etc. La dis¬ 
ciplina y el orden fueron factores de sus 
brillantes éxitos y de los plácemes unᬠ
nimes de la colectividad de entonces, 
que se deleitaban con sus representa¬ 
ciones. 

El elenco contaba entre sus primeras 
partes con las señoritas Lola Ocampo, 
María Filena Martínez, Teresa Larraura, 
María J. Liñán, wSara Pons, Rosa Sán¬ 
chez y María Carola Acosta; entre los 
jóvenes, Elias Barrios, Abel Cardozo, el 
malogrado Antonio Píriz,. Alberto De 


María, Miguel A. Olivera y otros. 

El primer paso estaba dado. El cami’ 
no se había abierto y el horizonte nuevo 
se presentaba con perspectivas halagüe¬ 
ñas. Es pues a ellos que cabe el méri¬ 
to de haber sido los precursores de tan 
loable actividad artística en nuestro me¬ 
dio ambiente. 

CUADRO «VIDA NUEVA» 

Merma el entusiasmo, como sí el can¬ 
sancio de tantos esfuerzos realizados, 
les hubiera impuesto un paréntesis. 

El centro social «Vida Nueva» propi¬ 
cia una velada que se realizó en un im¬ 
provisado escenario de la Casa del Pue¬ 
blo, representándola comedia del inmor¬ 
tal Florencio Sánchez, cLos Muertos». 

V luego de un breve 
período casi el mismo 
conjunto en el teatro 
Colón, lleva a escena 
«M’hijo el Dotor». 

Estos dos espectᬠ
culos por su trascen¬ 
dencia artística que 
tuvieron, la eficiente 
labor desarrollada, im-^ 
pondrían una deten¬ 
ción en esta somera 
reseña, pero dado el 
espacio que exige, so¬ 
bre la acción de otros 
conjuntos que les pre¬ 
cedieron, recordare¬ 
mos al pasar, que los 
aficionados interpreta¬ 
ron dichas obras que requieren una fi" 
na sensibilidad artística, firmeza en las 
acciones, dando la afirmación definitiva 
de sus aptitudes y vocaciones, especial¬ 
mente Abel Cardozo en el rol de Lisan- 
dro, Sara Pons en la Jesusa y Elias Ba¬ 
rrios, en Don Olegario. 

Esta instituciórn prosigue sus tareas 
bajo la dirección del señor Lino Suárez 
Peña, hombre inteligente y espíritu di¬ 
námico. Reorganiza su^conjunto con ele¬ 
mentos bisoños en su mayoría, pero to¬ 
dos con voluntad firme de trabajar mu¬ 
cho y bien. Y así es' que en un brevísi- 




NUESTKA RAZA 


3 


nio período dan dos funciones con los 
dramas en tres actos, «La Rondalla» de 
Pérez Petit, y «Barranca Abajo» de Sán¬ 
chez. En mérito a la excelente labor 
logran el respeto y la consideración de 
la colectividad en general. 

Descolló con relieve propio la malo¬ 
grada señorita Luisa Urioste, que tuvo 
a su cargo la enorme responsabilidad 
de dos interpretaciones fuertes y difíci¬ 
les: Tilde de «La Rondalla» y Rudecin- 
da de «Barranca Abajo», lo que hizo'con 
raro acierto. Poseía temperamento dra¬ 
mático, espíritu comprensivo y sereno, 
una bien timbrada voz y una figura sim¬ 
pática y atrayente. 

Prosiguen desarrollando una actividad 
vertiginosa, en tren de visibles progresos 
y en pos de ese prestigioso ritmo, se 
lanzan en una audaz aventura; levantan 
sus petates y se van rumbo a la Ciudad 
de Florida, resultándoles una gira triun¬ 
fal, elogiados por la prensa local y sien¬ 
do aplaudidos por un distinguido audito¬ 
rio. 

La señorita Zenona Suárez. Peña es 
enceste elenco la figura de mayor relie¬ 
ve; quizá su mayor éxito interpretativo, 
fué la comedia de Alberto Novión «Mi- 
sia Pancha la Brava«. Se lucieron Uli- 
ses Santancier, Ignacio y Aguedo Suá- 
rez Peña de condiciones estimables y de 
una Voluntad insuperable. 

SURGEN DIVERSOS CONJUNTOS 

El cuadro «Buena Senda» aparece con 
la obra de Martínez Cuitifto «El Malón 
Blanco», cuyo debut fué exitoso. Elias 
Barrios y Abel Cardozo reafirmaron sus 
prestigios y un puñado de gente. \Joven 
se lució, destacándose de los ya expues¬ 
tos, la señorita Rosa Silva de actriz, Ro¬ 
lando Viera, Eduardo Ferreira e Ismael 
Arribio. 

Casi con los mismos aficionados se 
presenta el cuadro «Enrique Crosa* con 
la obra de este autor «Razón Social» y 
más tarde Dios te Salve > de José Pe¬ 
dro Bellán. 

Ivn e?e Ínterin surge el cuadro «Arti¬ 
gas» en el Teatro Colón con la comedia 
de Deffilitis y Novoa «El Turbión». El 


espectáculo fué modesto, pero muy bien 
organizado por su director Miguel J. 
Alamo y secundado por su elenco. Se 
destacaron netamente la señorita Luisa 
Correa y la señora Zulema P. de Alamo, 
y Juan y Conduelo Piriz. Este conjunto 
obtuvo un fácil éxito, pero tuvo vida efí¬ 
mera. 

HOMENAJE RECORDATORIO 
A LUISA. URIOSTE 

En el año 1924, con motivo de la 
muerte de la infortunada joven Urioste, 
los aficionados realizan una velada ar¬ 
tística como homenaje a la memoria de 
la compañera desaparecida en plena y 
promisora juventud, efectuándose eii el 
teírtro Colón y tomando parte los ele¬ 
mentos más destacados de los diversos 
conjuntos. 

Su "Solo anuncio provoca una conside¬ 
rable espectativa y bajo la dirección del 
señor Elias Barrios, se llevan a escena 
para lucimiento del numeroso elenco, 
tres obras en un acto: «Premios a la 
Virtud» de Ulises Favaro, «De Mala 
Casta* de Iglesias y Rodríguez Prous y 
«El Carancho» de I. J. Gafes. 

Ovbio sería insistir sobre el compor¬ 
tamiento de todos los intérpretes dadas 
sus brillantes condiciones. A pedido ge 
ne'ral se reprisan las obras a los pocos 
días, en la Casa del Pueblo, suprimien¬ 
do la pieza «De Mala Casta», estrenan¬ 
do ivna comedia del señor Lino S. Peña 
«El Nieto deí Tío Adrián». 

NOBLEZA GAUCHA 

Fd «Vida Nueva» ha cambiado su 
nombre por el del e}>ígTafe y la direc¬ 
ción es asumida por el Sr. Ignacio vSuá- 
rez Peña. El cambio de nombre no 
cambió las características sobresalien¬ 
tes del conjunto. 

Reaparece el «Buena Senda» con el 
gran guiñol «La Puerta se Abre». Ad¬ 
quiere un resonante triunfo la señorita 
Adela Maciel, en primer termino, 3 ' la 
Srta. María Luisa vSilva. Más tarde dan 
«Reta/oi, de Darío Nieodemi. Ivsta obra 
por los oljsláculos ípie impone a una 
interpretación fácil, los aficionados su 



4 


.V U E B T E A Ix A Z .1 


pieron salvar todo escollo, ¡)rincipaliiieii- 
tc, la Sra. Maruja N. de Varela en la 
interpretación de protagonista fué acer¬ 
tado, dejando entrever una vocación 
artística muy estimable. 

LA CASA DEL ARTE 

Los dirigidos por Abel Cardozo, alen¬ 
tados por el éxito de «Retazo» suben a 
escena en esta sala, la comedia de 
13 i anchi «La Quiebra». 

Se realiza en este prestigioso teatro 
una velada a | 3 eneficio del periódico 
«La Vanguardia». Se teprisa cRetazo» 
por^l cuadro «Vanguardia» es decir, 
con los mismos aficionados de «La Ca¬ 
sa del Pueblo» a excepción de algunos 
de ellos. El espectáculo confirmó la ex¬ 
pectativa reinante, sobrio, elegante y 
disciplinado. La vSra. Nuñe.z de ^^arela 
cumplió su labor en forma encomiable, 
secundada eficazmente por la Srta. Ma¬ 
ría Luisa vSilva, los Sres. Julián Acosta, 
Ismael Arribio y Ricardo Pedrahita 
(hijo). 

A continuación el cuadro- Nobleza 
Gaucha», estrenó la comedia en un acto 
de José I. Gares «Los Tordos». La re¬ 
presentación de este conjunto homogé¬ 
neo fué felicísima. El numeroso audito¬ 
rio premió la labor de los intérpretes 
con frecuentes aplausos, tributándosele, 
a la Srta. Zenona Suárez Peña, muy 
cordiales manifestaciones de aplauso y 
simpatía. El éxito fué sin precedentes, 
los aficionados de ambos conjuntos, su- 
]heron aquilatar la expectativa y el 
espectáculo fué de brillantes contornos, 
y un verdadero record de «bordereaux» 

ESPECTACULOS SUVENCTONADOS 

El señor Cardozo con un cgnjunto 
denominado «Renacimiento^, se presen¬ 
tó en el teatro Moderno con el estre¬ 
no de un boceto en un acto que fir¬ 
man la señorita \hctoria Núñez y el 
señor Alberto Méndez (liijoj titulado 
< Lena . Al terminar la obra el público 
justicieramente tributó una expontánea 
ovación a sus autores c intérpretes se¬ 
ñoritas de Méndez, Enena Chirimino 3 ^ 
los jóvenes Alberto Méndez, Pleraclio 


Olivera y Angel R. Vilaza. A continua¬ 
ción se presentó la comedia en tres ac¬ 
tos del Dr. Berisso «Con las Alas Ro¬ 
tas», obra que exigió a la malograda 
Adelita Maciel, un esfuerzo supremo. 
Pué su última representación y recibió 
como justa compensación a su brillan¬ 
te labor al caer el telón final, una es¬ 
truendosa 3 ^ entusiasta aclamación. 

La Asociación €Ansina>, en el teatro 
Albéniz, organiza una velada artístico- 
literario-musical, bajo los auspicios de 
la Comisión N. del Centenario y que 
fuera representada por sus personali¬ 
dades más distinguidas. La parte ar¬ 
tística estuvo a cargo de un destacado 
grupo de conocidos aficionados que lle¬ 
varon a escena la producción en un 
acto, escrita a pedido por el señor I. 
José Gares, titulada Mis Blasones». 
Las señoritas Zenona Suárez Peña 3 ^ 
María Luisa Silva, bien conocidas^ en 
el ambiente y que gozan de general 
y merecidos prestigios, confirmados esa 
noche, los señores Ismael Arribio, Ju¬ 
lián Acosta y Manuel Viera fueron in¬ 
térpretes felices y el niño Miguel An¬ 
gel Tabarez que resultó un precoz actor. 

El público, como las altas autorida¬ 
des se retiraron gratamente impresio¬ 
nados, vertiendo cálidos elogios y efu¬ 
sivos comentarios sobre las bondades 
del espectáculo y especialmente de la 
parte artística. 

Con el año 1930, se cierra el ciclo de 
las actividades escénicas que aportaron 
al social-ambiente un considerable fac¬ 
tor educativo y múltiples satisfacciones 
a los espectadores y aficionados. 


En plena marcha 


Así es en efecto. Cinco meses 
nos separan ya del día en que 
emprendimos la partida. 

Cinco meses de continuo bregar 
siguiendo siempre el firme propó¬ 
sito que involuntariamente nos im- 



5 


M Ü E 8 T li A i i A Z A 


pusimos, por creer un deber hacer 
algo en beneficio de nuestra raza. 

Quizás no hallamos llenadó nues¬ 
tro cometido en la forma que se¬ 
rla de desear. Quizás pueda po¬ 
nérsele reparo a la incipiente obra; 
pero no podrá negarse la sinceri¬ 
dad que hemos puesto en nuestra 
prédica. 

Se ha querido ver en nosotros 
algo así como usurpación dé de¬ 
rechos adquiridos por otros. No es 
así: hemos venido a la lucha a 
ofrecer nuestro modesto concurso 
por si el puede i'eportar alguna 
utilidad en el empeño de reorga¬ 
nización de nuestra taza. Por ella 
hemos venido a la brega, sino a 
orientarla al menos a ofrecer a 
todos una tribuna en la que pue¬ 
dan exponer sus ideas y desarro¬ 
llar sus pensamientos. 

Optimistas al empezar la jorna¬ 
da, seguimos siéndolo ahora. Con 
la misma firmeza y voluntad del 
primer instante, seguimos hoy co¬ 
mo ayer y seguiremos mañana co¬ 
mo hoy. 


Temas del momento 


Centros recreativos 


Centro Recreativo — Mem¬ 
brete arbitrario que distinguió la 
mayoría de las agrupaciones so¬ 
ciales que el elemento de nuestra 
raza fundó y, sostuvo transitoria¬ 
mente en Montevideo durante el 
último cuarto de siglo. 

Cabe decir, que en veinticinco 


años se agrupó (nos agrupamos) 
aceptando ese modelo de asocia¬ 
ciones sociales sin ningún carác¬ 
ter de tal, desde luego que no se 
asentaban en ninguna base so¬ 
cial o espiritual capaz de soste¬ 
nerlas (darles autoridad y repre¬ 
sentación) para obrar práctica^ 
mente en la solución de nuestros 
problemas colectivos. 

No se nos negará qiie estos 
Centros respondían solamente a 
ese espíritu de ^.sociación innato 
en la raza que todos reconocen 
y, que sencillamente define nues¬ 
tra inquietud, y, que apenas con¬ 
tribuyen a mantener * latente ese 
principio; esterilizando en cambio 
la acción pura y, el esfuerzo de 
muchos núcleos mozos los focos 
interesados que a consecuencia de 
esa falta de carácter y, de des¬ 
conocimiento de la unidad se for¬ 
mó en cada agrupación. 

No es, lajntención de esta no¬ 
ta hacer un reproche ya que el 
que escribe supo formar parte 
de esas asociaciones; mi inten¬ 
ción equivocada o no, es la de 
seguir destacando (ya Ja desta¬ 
caron otros) la necesidad de que 
planteemos nuestros problemas y, 
le busquemos solíición de acuer¬ 
do con nuestra idiosincracia y, 
coii nuestros intereses colectivos, 
cambiando la vieja y viciosa mo¬ 
dalidad de resultados negativos 
ya experimentados, por una de 
carácter cultural y mutual. 

La modalidad, sin ser nueva, 
a nuestro entender tiene que dar 
resultados, pues a más de tra- 



6 


N V E T n A i! A .1 


bajar por la adquisición de una 
cultura regular tan necesaria a 
la masa! prevee la creación del 
fondo económico, factor éste de 
decisiva influencia en la vida y- 
el desarrollo de las organizacio¬ 
nes colectivas. 

Er. DEC Paleto 


¿Qué se siente siendo negro? 


Con esta sugestiva pregunta 
una muchacha ingenua interro¬ 
gó, a su llegada a Londres^, al 
famoso astro negro de la pan¬ 
talla, Paul Robenson, quien 
contestóle con las elocuentes 
palabras que a continuación 
transcribimos. 

«El moderno blanco norteameri¬ 
cano es una de las formas más ba¬ 
jas de la civilización de hoy. 

Mi problema no es contrarrestar 
sus prejuicios contta el negro... 
Eso no importa. Lo que yo me he 
propuesto hacer es educar a mi 
hermano negro para que crea en 
sí mismo. Todos los negros ame¬ 
ricanos quieren parecerse al hom¬ 
bre blanco. Si lo consiguiesen en 
la próxima generación se destrui¬ 
rían ellos mismos. 

Quiero sacar al negro de este 
nuevo Egipto para llevarlo a otro 
país prometido. 

Somos una gran raza. Superior 
en tradición y en cultura a la ra¬ 
za americana. ¿ Por qué hemos de 
copiar una cosa que es inferior? 
Sin embargo, cuando se difundió 
la noticia de que en Haití un ne- 


Lo que decíamos ayer, 
tiene actualidad hoy... 

Una iniciativa cualquiera, que 
pudo ser loable; que pudo ha¬ 
cernos avanzar un paso más en 
el camino de las realizaciones, 
tiene su vida efímera, muere sin 
alcanzar a dar sus fecundantes 
resultados, porque al abordarla, 
se Va ya con espíritu fatigado 
y en el más pequeño obstáculo 
se cree ver una montaña in¬ 
franqueable. Falta allí el ele¬ 
mento capacitado que dirija ese 
conjunto de actividades que ha¬ 
yase detenido; falta allí la ca¬ 
beza directriz que con sus ideas 
oriente y marque rumbos. 

Unos por egoísmo, otros por 
apatía; unos por ese espíritu de 
preponderancia de que se creen 
poseídos, otros por esa indolen¬ 
cia tan característica en noso¬ 
tros. 

Y así vemos como se da vuel¬ 
ta cara y con aires de convic¬ 
ción se proclama la inutilidad 
de aquel gran esfuerzo hecho; 
y así Vemos como se tronchan 
en gestación, preciosas inicia¬ 
tivas y se vuelve otra vez ai 
silencio, ai enervante quietismo 
de siempre, que es negación y 
Suicidio moral en toda sociedad. 

CizNK DEL Juncal 


gro se había vuelto blanco todos 
los negros americanos se volvie- 





# Ú K .S’ T /.* A A. 'A A 


7 


ron locos de alegría. Si conocie¬ 
ran el secreto, todos se volverían 
blancos. 

Por eso lucho yo. Voy a hacer 
obras, películas, canciones, .oracio¬ 
nes, todo para probar a mí pobre 
pueblo ■ que nuestra cultura tiene 
su origen en las grandes civiliza¬ 
ciones de Persia, China y de los 
judíos». 

Tales las hermosas palabras de 
un gran negro que no se aver¬ 
güenza de ser tal. Paul Robeson, 


tiene fama cimentada como actor 
cinematográfico. Sin embargo esa 
fama no la aprovecha, como lo 
han hecho otros, en divertirse y 
tirar en un dia a la calle, lo que 
tantos esfuerzos y años les ha 
costado. — Como Booker, Ro¬ 
beson quiere ser el redentor de 
su raza. 

Ante negros asi, con un alma 
tan grande, no tenemos inconve¬ 
niente en quitarnos con respeto el 
sombrero. 


L^as Oráticas 


Al editar nuestra revista, sabíamos de antemano lo difícil de la em¬ 
presa a la que nos lanzamos llevados por un gran optimismo y alenta¬ 
dos por el inmenso amor que profesamos a nuestra colectividad. 

Desde el primer momento se nos criticó. No aceptamos esas críticas. 
No porque nos creamos exentos de ellas, ni suceptibles de cometer ye¬ 
rros, sino simplemente porque hemos venido a actuar en un ambiente 
en el que somos casi desconocidos y que parece ser este «el motivo» 
en que asientan sus críticas ciertos <consagrados». 

Ho nos parece que sea ese un medio muy eficaz de hacer obra be¬ 
néfica para la raza. En fin, allá ellos. Que piensen como mejor les 
plazca. No nos interesa. 

Las columnas de nuestra revista están a la entera disposición de to¬ 
dos los bien intencionados. Bien equivocados están, si albergan la ri¬ 
dicula esperanza de hacernos cejar en esta cruzada, que será todo lo 
humilde que quieran, pero que la sabemos inspirada en los más sanos 
y nobles propósitos, que podamos tener quienes amamos de verdad a 
la dignísima raza. 


K. Bustam.\nT}v 



>o-~'HniO'T) 50-oonico 


8 


N U 7? .S' T U A É A '/j i 



A Vi i ahijada Renco Núnoz Acosía 

Las Vi cruzar veloz por las colinas. 

Verdes y hermosas de la patria mía; 
y mis labios gritaron: ;Golondrii\as! 

Nuncio de paz, de cantos y alegría! 

Sentí el. eco de risas argentinas, 
vi junto a mí la inmensa lejanía, 
y crei vsr en la aguas cristalinas 
la imagen de mi amada que reía... 

Se estremeció de júbilo mi alma, 
y en ese instante de apacible calma 
admirar pude el esplendor del día... 

y la gran soledad del campo abierto! 

¿ Lo demás?... lo demás, nada era cierto 
sino espejismos de mi fantasía ! ... 

Octubre 1933 PAar E. Barrios. 






S 


Cuando el agua de algún río 
Un obstáculo atropella 
Se hace lirio de una espuma; 

Flor de perla, blanca estrella, 

Se recoda, se amontona 
Se repliega en su energía; 

Hierve y crece murmullona 

Y en la alada platería 

Tras un salto, brilla en lo alto. 

Salva lo que la aprisiona 

Y echa a andar olvidada de que ella 
Fué albo lirio, blanca estrella 

Y más bella, con más lírico cantar. 
Nuevamente, su corriente 

Va magnífica hacia el mar. 


% 


m 

m 

m 

té 

é 


Maruja 


Techera 



9 


Ñ U E S T fí A n A Z A. 



Era una mañana 
De hermosa Primavera - 
Los pájaros llenaban 
De trinos el ambiente. 

La brisa dulce y suave 
Azotaba mi frente 
Y un montón de recuerdos, 
Invadieron mi mente. 


'ik n 1 'S 

Miré hacia mi Jardín, 

Y contemple las flores, 

Aspire su perfume 

Y me sentí dichosa !... 
y vi como mi-alma, 

Se mezcló jubilosa, 

En la inmensa alegría 
De esa mañana hermosa !... 

Lucila Núñez Barrios 


Montevideo, Noviembre de 1933. 


HOMBRES CELEBRES 



Alejaidro Dnmas (padre) 


Fecundo escritor francés, el 
novelista y dramaturgo más po¬ 
pular'de época, sus obras 
principales basadas en la histo¬ 
ria de Francia son: «Los Tres 
Mosqueteros», «Veinte aííos 
después», «El X’izconde de Bra- 
í4elone», «El Conde de Monte 
Cfisto-, «T<a Dama de IMonse- 
rail». 

vSe vinculó a nuestra historia 
nacional escribiendo episodios 
de la guerra de los nueve años, 
c|ue tituló Montevideo o la 
Nueva Troya. 

Ivsta obra^ impresa en fran¬ 
cés en 1850, fiié traducida y pu¬ 
blicada en Montevideo, el 1893. 

A raí/, de esa publicación, su 
amigo el General Melchor Pa¬ 
checo y Obes lo ofrecía al re¬ 
conocimiento de nuestro pueblo 
diciendo: «Alejandro Dunias, 
que consagrando a la Repúbli¬ 
ca su talento gigante, ha dado 
a la causa oriental la importan¬ 
cia y la popularidad de su nom¬ 
bre». 



10 


/V II K H T ]l A 1!. A ’A A 


M. Selva Escalada 


El hecho de que Selva Escala¬ 
da sea nuestra compañera de ta¬ 
reas, no puede eximirnos de que 
tejamos un comentario elogioso, 
haciendo resaltar las innúmeras 
virtudes que ,1a adornan. Porque 
por encima de los afectos contraí¬ 
dos y de la comunidad de ideales 
creados en el continuo bregar, está 
el deber ineludible de nuestra mi¬ 
sión de periodistas, de hacer re¬ 
saltar el mérito donde, quiera se 
encuentre. 

Selva Escalada es elemento de 
de excepción: une a su inteligen¬ 
cia vivaz, un temperamento román¬ 
tico, despertando en quien la trata 
esa simpatía que fluye espontánea 
de su personita atrayente, en ar¬ 
monioso pendant con un espíritu 
quintaesenciado, que siente y ama 
lo bello en todas sus magníficas 
concepciones. 

Y si temiéramos equivocarnos 
en nuestros asertos, ahí está, to¬ 
davía latente en nuestro espíritu, 
el tocante homenaje que un selec¬ 
tísimo grupo de niñas y caballeros 
de nuestra sociedad, acaba de tri¬ 
butarle con motivo de su cumplea¬ 
ños — homenaje que dió márgen a 
una brillante fiesta, en la cual, la 
señorita Escalada, puso una Vez 
más en evidencia, la exquisita fi¬ 
neza y la esmerada cultura de que 
es poseedora y que desde ya la 
consagran como un alto valor fe¬ 


menino de nuestro ambiente. 

* * * 

Entre las personas que asistieron a 
dicho homenaje, pudimos anotar a las 
siguientes: Srtas.: Delia Olivera, María 
Esther Valír, Eudoxia e Irma Piriz, Mᬠ
xima Barbosa, María Orfilia Escalada 
Abosil, María Celia Sánchez, Dora Ba¬ 
rrios, Marujita Díaz, Zulma Learudé, 
Lucila Núñez, Rufina Olmedo, Josefina 
Casas, y las niñas Máxima Luz y María 
del Pilar Barrios; Sras.: Valir de Esca¬ 
lada, Escalada Valir de Rodríguez, Ol¬ 
medo de Silveira, Silveira de Montero, 
Sánchez de Barrios, Paez de Barrios, 
Barrios de Núñez, Olivera de.Ortiz, Ca- 
muzo de Morán, de Silveira, de Casas, 
y de Píriz; Señores: Mario, Juancito, Pa¬ 
co y Nene Escalada Abosil, Pilar, Feli¬ 
ciano y Ventura Barrios, glemo Cabral, 
Modesto Ocampo, Mario Ortiz, Toto Ru- 
bilar, Felipe Rodríguez, Ernesto Morán, 
Osvaldo Rodríguez, Mario Ocampo, Sa¬ 
lomé Beracochea, Ramón Rodríguez, 
Mario Sánchez, Julio Greco y Molinari. 

Cronista. 


12 de Diciembre 


El día en que el Gobierno de la 
República rinda el debido home¬ 
naje a nuestra raza, ¡la raza ne¬ 
gra!, la que sufrida, serena, sin hu¬ 
millarse llevó sobre sí la ofrenda 
de la España mercantilísta que la 
esclavizó! 

¡La heroica, que más tarde en 
un desprendimiento único, dió es¬ 
pontánea la sangre y la vida de 
sus hombres por la libertad de 
América; la tierra inculta que ca¬ 
riñosa la recogiera! 

Desde ese día el calendaiio ha 



de señalar la fecha del 12 de Di¬ 
ciembre, como el DIA DE LA VA¬ 
LORIZACION SOCIAL. 

Así, y no de otra manera ha de 
llegar a conocimiento de las ge¬ 
neraciones futuras que el 12 de 
Diciembre de 1842, se dictó la ley 
buena que concedía los mismos 
derechos y las mismas prerrogati¬ 
vas a todos los pobladores de! 
país sin ningún racial distingo. 

¡No hay más esclavos en el te¬ 
rritorio de la república, no; desde 


ese dia, en que el gobierno de la 
época reconoce los afectos y afir¬ 
ma, para bien del pueblo mismo, 
la armonía de las distintas razas 
que cobijó en su territorio! 

Mientras esperamos el día que 
se decrete esa fiesta Nacional, fes¬ 
tejemos el noventa y un aniversa¬ 
rio del acontecimiento que al es¬ 
píritu patriótico dictó la civiliza¬ 
ción ! 

Et.emo Cabral 


L^os <|iJLe alientan 


Tomado de Trabajo, periódi¬ 
co editado en la ciudad de 
San Carlos 3^ del que fuera 
fundador 3^ neivio propulsor, 
el malogrado joven Carlos Al¬ 
berto Cal. 

Nuestra Raza'* 

En la Metrópolis ha visto la luz 
pública una interesante revista 
con el título del epígrafe, plena 
de hermoso material de lectura, y 
en cuyo cuerpo de redacción figu¬ 
ran los señores Ventura y Pilar 
Barrios, ejemplos de honradez e 
inteligencia que hace algunos años 
residieran, en nuestra localidad. 
Del primero de ambos conserva¬ 
mos el recuerdo afectuoso de los 
añps que, en nuestra casa tipo- 
*gráfica, trabajara, con ejemplar 
dedicación y general simpatía de 
nuestra parte. En esta misma ca¬ 
sa editó en colaboración con sus 


hermanos la Nuestra Raza de 
entonces, que reedita hoy con sig¬ 
nos evidentes de progreso y ex¬ 
periencia.—Pilar E. Barrios, el se¬ 
gundo de Jos nombrados, se nos 
muestra hoy un perfecto poeta, y 
para evidenciar nuestra afirma¬ 
ción, transcribimos a continuación 
la poesía «San Carlos?> que publi¬ 
cara en un número reciente, en 
ocasión de un viaje que realizara 
ha poco a nuestra ciudad. 

Felicitamos al inteligente con¬ 
junto que no sin esfuerzo y ven¬ 
ciendo obstáculos y viejos prejui¬ 
cios, logra destacarse en forma 
honesta e inteligente. 


. Nuestros Agentes 

Hn IMaldonado: • EngCfi/oA.Roc/ia 
» San Carlos: Benito Silveira 

> Pan de Azúcar: Q. Diaz Bonilla 
Aiguá: Afitonio Dntra 





N ü E E r Vi A n A'¿ A 




Figuras desaparecidas 


Ramón Pereira Gutiérrez, el in¬ 
fatigable artesano, dotado de una 
capacidad de trabajo poco común 
y de una tenacidad nunca desfa¬ 



lleciente, todo esto acondiciona¬ 
do por altos valores morales co¬ 
mo ser: la amistad sincera, la leal¬ 
tad a toda prueba y la honesti¬ 
dad hasta el crepúsculo, ya perte¬ 
nece al mundo de las sombras... 


Centros y sociedades 


El centro social «Cerva'ntes» 
prepara en estos momentos una 
tertulia familiar a realizarse el 50 
de Diciembre en el local de 8 de 
Octubre y Propios. A tal efecto he¬ 


mos recibido el siguiente comuni¬ 
cado acampanado de la correspon¬ 
diente invitación: 

Montevideo, Diciembre 11 de 
I933-— Sres. Redactores de Nues¬ 
tra Raza. —Presente. — De nues¬ 
tra mayor consideración: 

La Comisión Directiva del Cen¬ 
tro Social «Cervantes» ruega a Vds. 
tengan a bien insertar en lá revis¬ 
ta que tan dignamente redactan, 
un aviso alusivo al gran baile que 
hemos resuelto realizar en los sa¬ 
lones de la Sociedad Agrícola Ita 
liana, en la noche del 50 del co- 
rriente a las 25 horas. — Sin más, 
pidiendo vuestra atención los sa-' 
ludan agradecidos. — Pablo de los 
Santos, Presidente; Armando Cabré 
ra, Secretario. 

# * ♦ 

El 31 del corriente y en el mis¬ 
mo local de U Sociedad Agrícola, 
tendrá lugar otro acontecimiento 
social, auspiciado por los compo¬ 
nentes del cuadro Filo-dramático 
«Artigas» y del cual es presidente 
el señor Julián Miguel Alamo. Re¬ 
firiéndose a este acontecimiento, 
circula en nuestra sociedad la si¬ 
guiente invitación: 

La Comisión que suscribe tiene 
el agrado de invitar a Vd. al gran 
baile que se efectuará la noche del 
3I de Diciembre de 1933, en los 
. salones de la Sociedad Agrícola 
Italiana, 8 de Octubre esq. Pro¬ 
pios. 

Esperando vernos honrados con 
su presencia nos es grato saludar 
con nuestra consideración más dis- 






N U E S T U *1 E A Z A 


l3 


tinguida. — Julián Miguel Alamo, 
Presidente; Luis Cardozo, Secreta¬ 
rio. 


La Velada del 15 


Por segunda vez hizo su presentación 
el cuadro filodramáticó «Artigas», que 
bajo la competente dirección del señór 
Julián Miguel Alamo, viene desarrollan¬ 
do actividades culturales dignas de en¬ 
comio. Esta vez el público no respondió 
como era de esperarse, ya que la sala 
del Stella D’Italia presentaba claros sen¬ 
sibles. Quizás haya influido en ello la 
circunstancia de que una de las obras 
del cartel es demasiado conocida, lo que 
sin duda contribuyó a que nuestro pú¬ 
blico se desinteresara por el espectáculo, v 
No obstante, en su faz artística, el 
conjunto dirijido por el señor Alamo 
ratificó en el concepto de los especta¬ 
dores, la excelente impresión que dejara 
en su primera presentación. Hay allí va¬ 
lores que se destacan netamente y los 
cuales si se les selecciona esmerada¬ 
mente el repertorio, forzozamente han 
de llegar lejos en el arte teatral. 

Isabel Liñán, Luis Cardozo y Claudio 
Silva, son ya algo más que una halaga¬ 
dora promesa. De la primera ya hemos 
emitido nuestro juicio, que reafirmamos 
hoy. Tiene pasta de actriz; dicción cla¬ 
ra y un temperamento dúctil que le 
permite «posesionarse del papeb^-, dán¬ 
dole vida al personaje que interpreta. Y 
los segundos, los Srs. Cardozo y Silva 
se perfilaron con aristas salientes, de¬ 
mostrando mucho dominio de la escena. 

Los demás elementos secundaron la 
labor desarrollada por los nombrados 
poniendo en ello empeño y corrección. 

Los entreactos fueron amenizados por 
una buena orquesta compuesta por el ex¬ 
celente violinista Andrés Mateo Rosseti 
y el bandonconista Sr. Uiiscs Lima. 

V. B. 


Otra Velada 4rtística 


Se nos ha informado que enestoS 
momentos, el joven Julián Acosta 
y otros aficionados, preparan para 
el mes de Enero venidero, una Ve¬ 
lada Artística. 

Hacemos resaltar una vez más, 
ja conveniencia que habría en ha¬ 
cer teatro negro, es decir, llevar a 
escena obras de elementos de 
nuestra raza, que nos consta exis 
ten.— A los señores Julián Acosta 
y Abel Cardozo, les dejamos apun¬ 
tada la idea. 

¿ Seremos atendidos ? 


NOTICIAS DE HAIDONADO 


NACIMIENTOS. - El fdía 3 del co¬ 
rriente, el hogar de los esposos Santos- 
de los Santos, ha sido alegrado con la 
llegada de un hermoso varoncito. 

VIAJEROS.— Después de pasar va¬ 
rios días con los sio'os en la ciudad de 
San Carlos regresó [a esta la Sra. Can 
dida S. ^de Salayeta y sus pequeños hi- 
jitos. 

—También estuvo por la ciudad Caro¬ 
lina el señor Leoncio Salayeta. 

—Por Pan de Azúcar estuvo en viaje 
de placer la señora Amabelia F. de Ro¬ 
dríguez. 

—Para Montevideo y por razones de 
salud la señora María G. de Sánchez. 

— Procedente de la Barra estuvo en 
esta el’joven Sixto Salayeta. 

EXAMENES.—Con un brillante exa¬ 
men, ha terminado sus estudios .de Cor¬ 
te y Confección obteniendo las más al¬ 
tas clasificaciones, la señorita Lola Ri- 
beiro González, que seguía sus estudios 
en el Colegio que en esta ciudad diri- 
jcn las R.R. H.H. Capuchinas. 

toireponsal 



14 


N V J’J S T U Á U A Z .1 


Let INiria INegra 


Juanita Renúnaga ha marchado por la vida, desde hace siete años, 
sin que la luz de un solo día domingo iluminara con promesas, su 
desconsuelo de niña pobre y triste. 

Ha marchado, sólita y en silencio, como una hormiguita, con su car-' 
ga de dolor, sobre los hombros aiin tiernos, y ya prematuramente do¬ 
blados bajo el peso de las injusticias. 

Sobre las gqtas de sangre de su cuerpecito lacerado, ella ha ido po¬ 
niendo, su ancha sonrisa de niña buena que espera.... 

Sobre las señales de su carne lastimada, ella ha ido colocando el 
paño tibio de su mirada humilde, de niña buena que espera... 

Sobre su angustia, que cava abismos en su corazón, ella ha ido 
echando, como monedas de oro en una alcancía sin fondo, una a una, 
todas sus ilusiones de niña buena que espera... 

Y cuando la fatiga, el dolor o la pena, han vencido ya su espíritu 
aniquilado por el hambre y la sed, Juanita se ha echado el alma a la 
espalda y se ha puesto a soñar, cara al cielo, con los ojos abiertos... 

Cara al cielo y con los ojos abiertos, mientras una música lejana de 
violines con sordina, le entonaba en el oído, las ignoradas melodías 
del amor maternal... 

Más ele una vez, se quedó esperando que por entre las nubes apa¬ 
reciera la cara idealizada de la madre ausente... 


Juanita Reniinaga tiene una historia muy breve. Sus siete años de 
vida están llenos de silencios que acongojan. De silencios inexplica¬ 
bles que los hombres no comprenderán jamás. 

Juanita Renúnaga, es como una cáscara de nuez, en medio del olea¬ 
je humano. Ella ha ensayado, primero con amor y después con miedo, 
la palabra que tanto conforta a los hombres: Mamá... Mamita... 

¡Yla voz se le ha llenado de lágrimas! 

Ahora está en el hospital. En la antesala de la muerte quizá. Hasta 
su camita blanca, llegan los minios, los cuidados y las buenas pala¬ 
bras que quizá nunca había oído. 

Y Juanita sonríe, mientras su mente se llena de preguntas descon- 
cértantes: 

—¿ Me van a querer mucho ?... Y como con terror, baja el tono de 
la voz para tranquilizarse definitivamente: 

—No rae dejarán que me peguen más ? 


(De <PIOY‘, Montevideo) 



15 


iV IJ E H T U .1 U A Z A 



Vuelves de nuevo ideal go¬ 
londrina, retornando del olvi¬ 
do. Eres la eterna visión de 
la luz, el amor y la alegría.., 
Tu acción multiforme surgi¬ 
da del Infinito Azul donde 
imperan los demás elemen¬ 
tos que contigo esparcen vi¬ 
da y calor a la creación, se 
destaca inconfundible cual la 
Reina del Espíritu en su más 
elevada emoción. 

De ahí que fuere tan de¬ 
seada tu periódica presencia, 
tan grato tu saludo y tan dul¬ 
ce y delicada tu misión. 

Tu presencia representa la 
hermosura natural, tu saludo 
la expresión suave del diyino 
sentir y la repercución de tu 
misión reúne en sí, la ale¬ 
gría, la frescura, la ilusión, 
la eterna juventud.. 

Bienvenida. 

_ Lino Suárez Peña 

11 11 933. 


Quintín Díaz Bonilla 

I>llVTOR 

TRABAJOS EN TODA CLASE 
DE IMITACIONES,-PINTURAS 
Y DECORACIONES EN GENE¬ 
RAL- PAN DE AZUCAR ( Dpto. 
de Maldonado). 


Luis Alberto Larraura 


Nuestro calificado boxeador 
amateur que recientemente acaba 
de clasificarse campeón Sud ame¬ 



ricano de su categoría, en el re¬ 
ciente torneo boxístico realizado 
en Río de Janeiro. 

Nuestk,\ Raz.'V saluda efusiva, 
al flamante campeón de nuestra 
colectividad. - 




16 


A r E s T // .1 í: a z a 



ONOMASTICOS 

Cumplió años el día 4 del mes pasa¬ 
do el hermoso niñito de los estimados 
esposos IMoran-Camuso. 

—Festejó su cumpleaños el 28 de No¬ 
viembre el joven Mario Ocampo. 

—Cumplió años el 29 del ppdo. mes, 
la estimada señorita Victoria Pedrosa, 
siendo muy obsequiada por sus amif|ui- 
tas. 

—El s del corriente cumplió años, la 
apreciable señora Maruja Díaz de Can¬ 
cela. 

—Luisito Rodríguez Balín Escalada, 
cumplió un año el 18 del corriente. 

—Festejó su onomástico la señorita 
Olga Marta Melgarejo. Con tal motivo, 
se realizó en su domicilio una animada 
fiesta. 

RUMOR DE CUNA 

El hogar de nuestro estimado colabo¬ 
rador Sr. Roberto Cisnero, ha sido en¬ 
galanado con el advenimiento de un 
hermoso nene. 

—Ha entrado la alegría en el hogar 
ee los esposos García Rondeau-Pereira, 
con la llegada de un hermoso bebe. 

A ambos nuestros parabienes. 

PIC-NIC 

El centro social <vBelvedere», del que 
es digno presidente el señor Brígido 
Fernández, viene dando muestras de 
una actividad encomiable. Al efecto, el 
domingo 10 del corriente realizó otro 
Pic-nic, que como el efectuado anterior¬ 
mente, resultó todo un exitazo. 

Bien por los muchachos del < Belve¬ 
dere^. 

DESPEDIDA D]l SOLTERÍA 

Con motivo,de contraer enlace en bre¬ 
ve la señorita Martha Olivera con el jo¬ 
ven Felipe López X'iana, varias amigui- 
tas ofreciéronle un lunch en su domi¬ 
cilio de las calles Ayacucho y Las lleras 


pasándose horas agradabilísimas de so¬ 
ciabilidad. Vimos allí a las familias de: 
Olivera, Villarrueta, Rodríguez, Macedo, 
Coronel, Suárez, Meisoso, Alamo, Car- 
dozo, Píriz, Baldriz, Lamot, López, Oro- 
ná, Belén Barreto, Espinosa, Silva, Lei- 
tes, González, etc. 




éru 


azcL 


desea un buen fin y un próspero 
principio de año a todos 
sus favorecedores. 


ENFERMOS 

Desde hace algunos días guarda ca¬ 
ma siendo su estado delicado, nuestro 
ático colaborador señor L José Gares. 

Hacemos votos por su franco resta¬ 
blecimiento. 

—Se encuentra enferma la señorita 
Delicia Pernas. 

—Muy mejorado el niño Luis Alberto 
Nicodemi a quien aquejaba una grave do¬ 
lencia. 

•NECROLOGICAS 

Después de soportar larga y cruel do¬ 
lencia, dejó de existir el 28 del pasado 
mes de Noviembre don Domingo Cruz 
Viera, figura vastamente vinculada en 
nuestros círculos sociales. Las bellas 
condiciones que adornaban su persona, le 
granjearon múltiples y arraigados afectos 
de cuantos frecuentaron su trato. El ex¬ 
tinto pertenecía a una distinguida familia 
de nuestra sociedad. Llegue pues hasta 
sus deudos nuestro sincero pésame. 

—El 10 de Diciembre dejó de existir, 
la señora María Ltcheniqiie de Silva. 
Persona sumamente apreciada, su dece¬ 
so deja un vacío ,difícil de llenar. 

Haya pa/ en su tumba y resignación 
para sus deudos. 




1 r i: RI o D I c 0 s 

1 R 1^: V I S T A vS 

1 L I B R o vS 

FOLLETOS 1 
MURALES 1 
A C T U R A S 1 

TALLERES 

GRAFICOS 

“EDITORIAL 

MODERNA” 

1 PRECIOS SIN 

COMPETENCIA | 

1 CALLE Yl 1361 

MONTEVIDEO | 


i taller dp i 

INOTIPIñ i 

i ATIENDE A SU CLIENTELA A 1 

i CUALQUIER HORA DE Í 

i DIA 0 DE NOCHE 1 

GONZA.I-.E¡Z Mnos. í 

1 NUESTRA TARIFA LA MAS ECONOMICA \ 

\ NUESTRO SERVICIO: EL MEJOR 1 

i 

RONDEAU 14:66 [ 


Tel, rRUí'.UAVA I 79 I - Central i